APPLAC

Nada lo detiene A pesar de tener su piernas atrofiadas por la poliomielitis,

 Rafael Martínez es un mecánico capaz de cambiar una llanta y hasta desmontar un motor



"Aprendí mi oficio en El Salvador, mi jefa me decía: por qué quieres aprender mecánica si tú no puedes hacer eso y yo le decía que sí podía, yo me quise independizar, llegué solo y así he ido trabajando en lo mío, no me doy por vencido”. 
sandra.tovar@elmanana.com

José Rafael Martínez es un guerrero. A los tres años, la poliomielitis atrofió sus piernas.
Nació en El Salvador, país que no le ofrecía muchas oportunidades para mejorar su calidad vida y por ello, decidió emigrar a los Estados Unidos.
Aún en sus condiciones físicas, abordó un tren y emprendió la aventura.
El destino no le permitió llegar a los Estados Unidos por lo que decidió, quedarse en Reynosa.
José Rafael tiene ahora 42 años y recuerda como si fuera hoy, que a los 9 años, decidió no darse por vencido jamás.
“A los tres años empecé con la rehabilitación, me operaron pero al último quedé igual así que me hice a la idea de andar en una silla de ruedas”.

"Yo tengo mi silla de ruedas, tengo oficio. Hay gente que llega y no tiene oficio o están molestando, me piden dinero pero yo por eso trabajo’’. 
Esto asegura, no le impide dedicarse al oficio que eligió y con el cual, sale adelante: la mecánica.
“Aprendí mi oficio en El Salvador, mi jefa me decía: por qué quieres aprender mecánica si tu no puedes hacer eso y yo le decía que sí podía, yo me quise independizar, llegué solo y así he ido trabajando en lo mío, no me doy por vencido”.
Como a los 15 años aprendí de mecánica en El Salvador, aprendí en la calle, tuve que trabajar para muchos y de practicar, me quedé solo”.
Fue así como decidió establecerse en Reynosa para instalar un taller mecánico.
“En el 99 llegué a Reynosa. Hay gente que me ayuda y así me la llevo, estoy bien en cuestión de trabajo. Cuando llegué aquí sufrí”.
Había personas, comenta, que le recomendaban pedir dinero en el puente internacional.
“Eso no funciona conmigo. Batallé mucho para llegar acá, me vine solo sin conocer a alguien. Logré llegar a la frontera y decidí quedarme a trabajar”.

EJEMPLO
Rafa como lo conocen en la colonia Aquilés Serdán destaca que hace poco fue a su país de origen pues allá, se encuentra su madre y algunos hermanos.
“Mi jefa está allá y tengo hermanos también en Estados Unidos. Nos hablamos por teléfono y me preguntan si estoy bien y les respondo que no me falta, no vivo mal”.
Aún y cuando sus hermanos están dispuestos a ayudarle, comenta que prefiere, salir adelante por su cuenta.
“Realmente no les he pedido nada, tengo como 10 años de no verlos, me mandaban ropa, pero no les pido”.
Indicó que generalmente califican a los migrantes como malvivientes debido a que muchos, se dedican a delinquir.
“Son gente callejera, son migrantes que ya no pueden regresar a su país y prefieren quedarse en la calle. Hay muchos que mataron en su país y ya no pueden regresar”.
Dijo que ha visto a muchos compatriotas y de otros países que buscan trabajo o incluso, piden dinero en las calles.
“Ellos casi la mayoría piden o roban. Es gente que no debe estar aquí, ni les deben ayudar en las casas de migrantes porque no trabajan, ni hacen algo productivo, es algo que para mí no funciona”.
Destaca que por ello es que buscó establecerse y dedicarse a su profesión.
“Yo tengo mi silla de ruedas, tengo oficio. Hay gente que llega y no tiene oficio o están molestando, me piden dinero pero yo por eso trabajo”.
Rafa puede cambiar una llanta, reparar una transmisión y por increíble que parezca, puede retirar un motor de cualquier vehículo.  
 “Yo me ayudo con una pluma que me rentan en 100 o 150 pesos porque yo no tengo, algún día la voy a tener porque no me doy por vencido, nunca, siempre sigo luchando”.

APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

Consejos para viajar en silla de ruedas en avión




viajar en avión en silla de ruedas RehatransA todos (o a casi todos) nos gusta viajar. Sin embargo, cuando se viaja en silla de ruedas, y se vuela en avión, las cosas pueden complicarse un poco… así que quizás sea bueno tener en cuenta algunos consejos y precauciones. De este modo, podremos evitar -en la medida de lo posible- determinados contratiempos. Aquí van algunas recomendaciones que, esperamos te sean de ayuda.
-Hay que avisar a nuestra compañía aérea o al aeropuerto de que vamos a viajar
Una vez se haya formalizado la reserva, habrá que llamar a la compañía para informar que viajamos en silla de ruedas. En el caso de los aeropuertos españoles, Aena ofrece servicio de silla de ruedas… y lo que la persona discapacitada pueda necesitar (que alguien se ocupe de las maletas, ir al servicio… Uno puede estar solo en el aeropuerto, si así lo desea. Sin embargo, para pasar el control de seguridad es imprescindible ir con alguien del personal encargado de dar la asistencia.
viajar en avión en silla de ruedas Rehatrans
-Pasar el detector
En esto puede haber diversos protocolos. Sin embargo, lo habitual es que alguien del servicio de seguridad se lleve la silla de ruedas para pasarla por el escáner… mientras la persona discapacitada permanece en una silla de ruedas que suele haber disponible en el control.
-Embarcar el primero o el último
De nuevo, hay diferentes protocolos, según las compañías. Lo más habitual es que la persona que viaje en silla de ruedas embarque el primero…aunque hay aerolíneas que tienen establecido que sea el último. Para la transferencia de la silla a la butaca del avión, y siempre que se viaje solo, serán personas de la tripulación las que hagan la transferencia. Para salir, la persona discapacitada suele ser el último pasajero en abandonar el avión.
viajar en avión en silla de ruedas Rehatrans
– ¿Dónde viaja la silla?
Viaja en la bodega, a donde la lleva alguien del personal de pasaje del avión. Siempre está el peligro de que, al llegar al destino, descarguen la maleta con el resto del equipaje… lo que puede retrasar bastante la salida del aeropuerto.
-Ir al baño
Si el discapacitado viaja sólo y en silla de ruedas, va a tener problemas. Nadie le va a ayudar… una vez dentro del aseo. Los usuarios de muletas lo tienen más fácil, pues podrán manejarse por sí mismos.
viajar en avión en silla de ruedas Rehatrans

APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

POLIO, UNA MIRADA MÁS GLOBAL DE LA ENFERMERÍA



Polio, una mirada más global de la enfermería

Posted By: Diario Enfermero

DAVID RUIPÉREZ.- Marta Saiz Echezarreta es una enfermera del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander que a partir de un caso cercano, y casi por casualidad ,demuestra en un artículo cómo es necesario un abordaje más global en personas que sufren síndrome postpolio. El hecho de que la poliomielitis o parálisis infantil sea una enfermedad erradicada en el 99 por ciento del planeta, por supuesto en España también, hace que los pacientes que arrastran desde la infancia las secuelas de esta infección no reciban siempre los mejores cuidados. Saiz quiso relatar las limitaciones de las personas que sufren esta patología a través de un relato autobiográfico fruto de varias entrevistas con la paciente que se publica en la revista Nuberos Científica que edita el Colegio de Enfermería de Cantabria. 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Marta Saiz, con la paciente que protagoniza el relato del artículo
Saiz ha aprendido a raíz de esta publicación que “la enfermería debe saber que tenemos que buscar las causas de un problema. Llega un paciente con dolor de espalda y el médico le prescribe antiinflamatorios o duele la rodilla y se sospecha de artrosis, por ejemplo, pero a veces si miras el conjunto entero puede pensar que ese paciente se beneficiaría de algunos ejercicios de rehabilitación para que no sufra más deterioro. Es lo que ocurre con la paciente del artículo que sufre problemas músculo-esqueléticos que seguramente tengan relación con la polio que le afectó a los pocos meses de vida. Pero si solucionas y problema de salud puntual sin considerar la globalidad de las circunstancias del paciente te estás equivocando. Si consideramos su problema a lo mejor podemos actuar con ejercicios de rehabilitación para fortalecer otros músculos que compensen su circunstancia y evitar un deterioro. Ella dice que comenta que sufrió la polio, pero muchas veces lo que hace el profesional es poner un parche porque ni siquiera tiene en cuenta esta enfermedad al estar erradicada en nuestro entorno, pero todavía hay personas que arrastran sus secuelas”, explica Saiz a DiarioEnfermero.es.
Poner parches
“Desde que visito médicos he visto ponerme parches para los calambres, dolores y contracturas que padezco tanto en espalda, caderas, piernas y brazos. En más de una ocasión, de palabra, han relacionado todos mis problemas con la polio pero nunca han tratado el conjunto”, asegura la paciente en su relato en la revista científica. “Tengo achaques –añade- que hace ocho años descubrí que podrían venir derivados de la poliomielitis. Entendí que las extremidades que no han tenido una evolución normal hacen que tu caminar o tus movimientos fuercen músculos y huesos que pueden desarrollar su propio problema. Hace años comencé con dolor en la espalda y ambas piernas que no cedían con analgésicos ni con antiinflamatorios. Supongo que la pierna derecha me duele por no apoyarla en condiciones y la izquierda porque se ve obligada a realizar el trabajo de las dos”.
La enfermera ha recogido de forma minuciosa la historia de la paciente aquejada de poliomielitis y su dilatada relación con el sistema sanitario desde su más tierna infancia. Varios episodios perviven especialmente en su memoria. Uno de ellos son las “horribles botas ortopédicas de las que acabé tan aburrida que nunca más me las he vuelto a poner, siempre zapatos”.
A los 10 años pasó por el quirófano para intentar alargar la pierna pasando parte del fémur a la tibia. Luego llegó una durísima rehabilitación. “Esta época ocupó más o menos un año de mi vida . Acudía de lunes a viernes tres horas por la mañana y otras tres por la tarde. Realizaba ejercicios como subir o bajar espalderas, levantar sacos de arena con las piernas o caminar sobre piedras y arena. Recuerdo que los ejercicios eran tan agotadores y dolorosos que más de una y más de dos veces se me cayeron las lágrimas”.
Una vida marcada por la polio, una enfermedad que puede que nunca volvamos a ver, pero muchas víctimas de esos brotes de los años 40 y 50 del siglo pasado viven todavía y ahora, con la edad, necesitan cuidados especiales donde se tenga muy en cuenta el impacto de la infección sobre su salud actual.
Nuevos proyectos 
Tras publicar su primer trabajo en una revista científica, Saiz se ha animado a seguir investigando otros temas relacionados con la profesión enfermera. “Estamos llevando a cabo ahora una investigación sobre la enfermería transcultural entre la enfermería de Valdecilla. Queremos ver si el profesional sabe cómo atender a pacientes de otras culturas y religiones. Proporcionar cuidados al enfermo sabiendo que es diferente, que no todas tus normas valen a la hora de tratarle como paciente y que hay que enfocar sobre el punto de vista de esa persona. No se sabe nada de esto y es un tema que nos parece necesario abordar”, concluye la enfermera.
APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

¿Vacunar o no vacunar?


Fernando Cabanillas

TRIBUNA INVITADA

por Fernando Cabanillas

¿Vacunar o no vacunar?

Ni las vacunas ni la controversia en cuanto a si se deben usar las vacunas son temas nuevos. Los primeros en usar vacunas fueron los antiguos chinos en el siglo X, cuando inyectaron a personas sanas con material de las costras de pacientes que padecían de viruela.
No sabemos cuán eficaz o peligrosa era esa práctica, pero la historia moderna de la vacunación científica comienza con Edward Jenner, médico británico que en mayo 14 de 1796 inyectó por primera vez viruela de las vacas y probó que se podía usar para protegernos de la viruela humana. Esta técnica evolucionó a través de los siglos y fue tan exitosa que logró erradicar totalmente la viruela, enfermedad que antes aniquilaba una tercera parte de las personas que la adquirían. 
Tan efectiva fue la vacuna de la viruela que en el siglo XIX varios estados de EE.UU. legislaron para hacer mandatorio la vacunación de viruela. La primera en oponerse a las vacunas fue la Sociedad Americana Anti Vacunación fundada en 1879. Su oposición se basaba en que era indigno forzar a los ciudadanos a vacunarse además de que “la eficacia de la vacunación era una materia de opinión individual”. En 1905 el Tribunal Supremo de EE.UU. decidió a favor del proceso de vacunación mandatorio y hoy día la vacunación es obligatoria para poder matricularse en los centros escolares públicos y privados.
Oposición actual a las vacunas
No obstante, la oposición a las vacunas continúa con tantos bríos y tenacidad como en 1879. Cabe preguntarnos ¿a qué se debe esta oposición? El propósito de este artículo es revisar desapasionadamente el tema.
Un hecho indisputable es que las vacunas, en términos generales, han logrado en muchos casos erradicar enfermedades tan temibles como la polio y la viruela. El último caso de polio reportado en el continente americano fue en 1994. Las vacunas han ayudado a prevenir o mitigar un sinnúmero de enfermedades tales como tétano, difteria, sarampión alemán, sarampión común, paperas, varicela, tos ferina, culebrilla, hepatitis B, influenza, pulmonía por neumococo, y más recientemente el virus de papiloma humano (HPV) asociado con cáncer del cuello de la matriz y con cáncer de la base de la lengua.
Eficacia de las Vacunas
Entre los opositores de las vacunas, solo unos pocos impugnan su eficacia, ya que es obvio que muchas enfermedades se han podido frenar por completo. No todas las vacunas, sin embargo, son igualmente efectivas. Las de polio, tétano, viruela, difteria, tos ferina, sarampión alemán, varicela, rubeola, paperas y hepatitis B han sido las más efectivas. 
Otras, como la de Influenza, son más problemáticas porque el virus muta todos los años. Hay quien me ha dicho: “Me vacuné contra la influenza, sin embargo, con todo y eso me dio un catarro malísimo”. Cabe explicar ahora que el catarro y la influenza son dos enfermedades que, aunque comparten algunos síntomas, son totalmente diferentes y el virus que las causa no es elmismo. La vacuna de influenza no protege en absoluto de un catarro común y corriente.  Pero la influenza es una enfermedad mucho más seria. En personas con enfermedades crónicas y debilitantes y en mayores de 65 años, la mortalidad es bastante más alta que en otros. La eficacia de la vacuna de influenza varía entre 50-60%. En aquellos que la vacuna no protege totalmente, al menos logra mitigar la severidad de la infección.
¿Porque la oposición a las vacunas?
Si la eficacia no es el problema, ¿en qué consiste la oposición a las vacunas? Son al menos dos los asuntos que le preocupan a los opositores de las vacunas. En primer lugar, está el problema de los efectos secundarios. No hay tratamiento alguno libre de efectos secundarios, pero la gran mayoría de las veces, con muy pocas excepciones, los beneficios son dramáticamente superiores a los efectos secundarios. 
Tomemos el caso del autismo el cual ha sido frecuentemente adjudicado a las vacunas. Hace ya 18 años, la prestigiosa revista médica británica, Lancet, publicó un artículo científico firmado por el Dr. Andrew J. Wakefield, en el que se presentaban datos acerca de 12 niños enfermos con varios trastornos autísticos.  Los 12 niños habían sido vacunados contra sarampión, rubeola y paperas poco antes de desarrollar autismo. Según los autores del artículo, ellos encontraron evidencia de que las vacunas podían haber causado el autismo en 8 de los 12 niños. 
Desde luego que esto causó un gran revuelo y la prensa internacional se encargó de propagar la noticia. Como resultado, el público desarrolló una desconfianza enorme, no solo hacia la vacuna de sarampión y paperas, sino hacia todo tipo de vacunas en general. 
En el Reino Unido la tasa de vacunación de la población infantil era más de 90%, pero rápidamente descendió a menos del 70%. Como consecuencia, comenzaron a aparecer brotes de esas enfermedades tan fácilmente prevenibles. Inclusive, en 2006 murió un adolescente a causa de sarampión, aparte del problema de malformaciones congénitas debido a mujeres embarazadas que tuvieron sarampión durante el primer trimestre del embarazo.
Pasaron seis años, y para 2004 ya habían aparecido en la prensa médica varios artículos que probaban que no existía vínculo entre esa vacuna y el autismo.  
El 3 de febrero de 2010, el editor de la revista Lancet le pidió excusas al mundo entero. Hubo evidencia de que el autor principal del artículo había recibido una enorme suma de dinero de parte de un abogado para conducir el estudio. No solo eso, sino que los padres de los 12 niños que reportó en su estudio eran clientes de ese abogado, cuya intención era demandar a las compañías manufactureras de vacunas. Pero según un tribunal del General Medical Council del Reino Unido que lo investigó por fraude, alegadamente el Dr. Wakefield no solo pecó por no revelar su relación con el abogado, sino que también mintió y falsificó casi todos los datos publicados. El tribunal lo encontró culpable de mala conducta y falta de honradez. 
Otras objeciones
La otra razón principal para objetar las vacunas es que supuestamente las enfermedades infecciosas han sido erradicadas en gran medida por la mejor higiene existente hoy día. Esta idea se ha comprobado que es incorrecta porque al disminuir la tasa de vacunación para varias enfermedades, se ha experimentado una resurgencia de enfermedades infecciosas. Un buen ejemplo es el caso ya mencionado del Reino Unido, pero también existen en otras partes del mundo múltiples ejemplos de epidemias de polio, tos ferina, varicela, cólera y difteria. 
Debido al temor infundido por el movimiento anti-vacunación, en EEUU solo un 83% de los niños están vacunados contra la tos ferina. Para poder erradicar una enfermedad contagiosa en un país, se supone que la tasa de vacunación contra esa enfermedad supere el 95%. El número de casos de tos ferina está aumentando todos los años y en 2015 se registraron 11,000 casos en EE.UU.
Otra idea prevalente es que enfermedades como la polio y viruela se han erradicado totalmente y que jamás volverán a causar epidemias. Esta noción también es incorrecta. En 2013, por ejemplo, se registraron 416 casos de polio en el mundo. Solo es necesario que la tasa de vacunación contra la polio baje, para que empiecen a aparecer brotes. Es preocupante que en Pakistán y Afganistán el gobierno talibán emitió un “fatwa” (edicto) contra el personal que vacunaba para polio en esos países, reclamando que lo que estaban haciendo era inyectando una droga que producía esterilidad. Esto trajo como consecuencia la matanza de mucho del personal extranjero involucrado en la vacunación. Si esta práctica continúa, puede ocurrir una resurgencia de la enfermedad. De hecho, en Afganistán en 2015 se registraron 20 casos de polio y en Pakistán 54 casos.
¿Cuáles son los riesgos serios de las vacunas? 
La gran mayoría de las vacunas conllevan muy poco riesgo. Por ejemplo, la vacuna de polio tiene muy pocos efectos secundarios, pero en la década de 1950 la vacuna se contaminó con el virus SV-40, capaz de producir cáncer en los simios. Estudios epidemiológicos de personas que recibieron la vacuna en esa época no han demostrado de forma definitiva que su riesgo de desarrollar cáncer haya sido más alto, pero de todos modos existe esa preocupación. Después de 1963 la vacuna ya ha sido depurada y no contiene ése ni ningún otro virus.
El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico serio que produce una parálisis que empieza por los pies y gradualmente asciende hacia el torso superior. Este trastorno ocurre mayormente como secuela de algunas infecciones. Un estudio demostró que después de la vacuna de influenza de 1976, ocurrieron más casos de lo que se esperaba de este síndrome. Los cálculos indicaron que, en ese año, el riesgo de adquirir ese síndrome, alcanzó a 1 de cada 100,000 personas vacunadas. Después de 1976, el riesgo del Guillain-Barré atribuido a la vacuna ha disminuido de forma importante hasta el punto que solo ocurre en 1 de cada millón de personas vacunadas. De hecho, el Guillain-Barré como consecuencia de infectarse con influenza es 17 veces más común que el Guillain-Barré causado por la vacuna. 
Otro efecto secundario es el de las reacciones alérgicas severas que pueden ocurrir también como con cualquier otro medicamento, pero estas no son muy comunes.
Quién no se debe vacunar. 
En términos generales, todos debemos vacunarnos, pero existen algunas contraindicaciones tanto en adultos como en niños. La mayor contraindicación es con relación al uso de algunas vacunas con virus vivo o atenuado, las cuales deben evitarse en personas inmunosuprimidas tales como aquellos con trasplante de órganos y los que están recibiendo quimioterapia para cáncer, al igual que los que padecen de trastornos hematológicos malignos como lo son los linfomas y las leucemias. Si existe alergia a alguno de los componentes de la vacuna, entonces no se debe usar. Como precaución, se evitan también en mujeres embarazadas. 
No obstante, la mayor parte de las vacunas no tienen virus vivos. Algunas excepciones son, la vacuna oral de polio, culebrilla, sarampión, paperas, varicela, rotavirus, tuberculosis y fiebre amarilla.
En resumen, los riesgos de las vacunas son ínfimos en comparación con los beneficios y por tanto la gran mayoría de los niños y adultos, con pocas excepciones, deben vacunarse. Los adultos debemos estar al día con las vacunas de influenza, tétanos y varicela. Las vacunas no causan autismo. El riesgo de Guillain-Barré es menor con la vacuna de influenza que con la infección por influenza. Las personas mayores de 60 años, sin contraindicaciones, deben vacunarse contra el neumococo (bacteria causante de un tipo de pulmonía) y aquellos mayores de 65 contra la culebrilla. La culebrilla, aunque con una mortalidad no muy alta, puede asociarse con dolores severos que duran en muchos casos toda la vida. Las personas adultas menores de 26 años se deben vacunar contra el virus HPV. El cáncer del cuello de la matriz y de la base de lengua debiera prácticamente desparecer en un futuro no muy lejano si se cumple con esta recomendación.
APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

Una nueva mediana mejorará seguridad en Los Castros, desde Bajada de Polio hasta Camilo Alonso Vega


Se trabajará sobre un tramo de 750 metros entre la Bajada de Polio y Camilo Alonso Vega con dos carriles de tres metros por cada sentido
La actuación tendrá un presupuesto estimado de 900.000 euros y habilitará 100 nuevas plazas de aparcamiento
Una nueva mediana mejorará seguridad en Los Castros, desde Bajada de Polio hasta Camilo Alonso Vega
El Ayuntamiento de Santander hará una nueva actuación en la avenida de Los Castros para mejorar la seguridad vial y peatonal y naturalizar el tramo de 750 metros comprendido entre las rotondas de Bajada de Polio y Camilo Alonso Vega con la ejecución de una nueva mediana arbolada.
La actuación, cuyo proyecto aún se está elaborando y que tendrá un presupuesto estimado de 900.000 euros, también incluirá la ampliación de acera norte del vial, a la que se dotará de árboles, la habilitación de 100 nuevas plazas de aparcamiento en cordón, así como el aglomerado del tramo.
El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, acompañado del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha presentado este jueves en rueda de prensa esta nueva inversión municipal en la zona de Los Castros, donde se ejecutan actualmente el ensanche y mejora de la Bajada de Polio (700.000 euros) y las escaleras y rampas mecánicas entre el campus universitario y General Dávila (1,5 millones).
De la Serna ha indicado que esta actuación dará continuidad "parcialmente, porque ésta será más importante", a la realizada en 2010 cuando se hizo la mediana arbolada entre la rotonda del campus de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la de la Bajada de Polio, en la que el Consistorio invirtió 600.000 euros.
Ha destacado que aquella actuación mejoró la seguridad vial de la zona, donde habitualmente hay un "elevado tráfico" y los vehículos circulan a mayor velocidad de la permitida (40 kilómetros por hora), porque estas medianas hacen que "los conductores tiendan a reducir la velocidad".
Ahora, en este nuevo tramo, se realizará una actuación similar. En concreto, según ha detallado, se trabajará sobre un tramo de 750 metros entre la Bajada de Polio y Camilo Alonso Vega, que actualmente consta de 12 metros de ancho, con dos carriles de tres metros por cada sentido.
Así, en el marco de este proyecto, con un plazo de ejecución de unos seis meses, se va a crear una mediana arbolada de 1,5 metros de ancho y los carriles pasarán a tener 3,2 metros cada uno. Esta mediana dotará de mayor seguridad al tramo ya que impedirá hacer giros a la izquierda e impedirá que los peatones crucen por zonas que no están habilitadas.Además, en la zona norte del vial y utilizando un sobreancho municipal existente, se renovará y ampliará la acera, a la que se dotará de árboles, y se crearán 100 nuevas plazas de aparcamiento en cordón.
El regidor municipal ha explicado que, aunque el proyecto aún se está elaborando, el equipo de Gobierno (PP) llevará al pleno municipal de la próxima semana la creación de una partida presupuestaria para esta actuación con cargo al remanente de 2015.
"La idea es que el proyecto lo continúen cerrando en el Servicio de Vialidad y en el mes de agosto, al tener disponible esa partida presupuestaria nueva, aprobar el proyecto de construcción para licitar las obras en septiembre y que comiencen antes de finalizar el año", ha indicado.

APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

Parche de estrógeno en mujeres que acaban de entrar en la posmenopausia puede reducir el riesgo para la enfermedad de Alzheimer


July 14, 2016

Enfermedad de Alzheimer: red neuronal con placas de amiloidesROCHESTER, Minnesota: ¿Puede el estrógeno conservar la función cerebral y reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer cuando se lo administra pronto en la menopausia? Las mujeres que acaban de entrar en la etapa posmenopáusica y que recibieron estrógeno mediante un parche colocado en la piel mostraron menos depósitos de beta-amiloides —las placas pegajosas que se encuentran en el cerebro de las personas con la enfermedad de Alzheimer—, descubrió un estudio de Mayo Clinic publicado este mes en Journal of Alzheimer’s Disease(Revista sobre la Enfermedad de Alzheimer). Esos depósitos, en última instancia, dañan las neuronas y conducen a problemas cognitivos.
En el estudio, las mujeres con los niveles más bajos de depósitos de amiloides eran las que tenían el APOE e4, un tipo del gen más común que se relaciona con la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía.
“Por vez primera, este estudio reveló que los depósitos de amiloides en el cerebro, característica principal de la enfermedad de Alzheimer, son menores en las mujeres recién entradas a la etapa posmenopáusica que recibieron el tipo de terapia hormonal del parche de 17 beta-Estradiol”, comenta la autora Dra. Kejal Kantarciradióloga de Mayo Clinic. “Las mujeres con APOE e4 que tienen mayor riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer fueron quienes se beneficiaron particularmente de esta terapia”, añade.
La definición de menopausia es que ocurre 12 meses después del último período menstrual de la mujer y marca el fin de los ciclos menstruales. En Estados Unidos, la edad promedio para la menopausia es de 51 años. El rápido descenso del estrógeno con la menopausia puede relacionarse con el mayor riesgo femenino para la enfermedad de Alzheimer.
El estudio de la Iniciativa para la Salud Femenina de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) informó que la terapia hormonal para la menopausia empezada en mujeres de 65 años o más aumenta el riesgo de demencia. En cambio, el Estudio Kronos para Prevención Precoz con Estrógeno, realizado en varios centros, probó la hipótesis de que las mujeres sanas y más jóvenes responden más favorablemente a la terapia hormonal para la menopausia.
El estudio de Mayo Clinic usó los datos del estudio Kronos para determinar los efectos de la terapia hormonal poco después de iniciada la menopausia, en aquel período crítico de rápido agotamiento del estrógeno que ocurre durante los primeros 5 y 36 meses. Los científicos investigaron los depósitos de amiloides en el cerebro de 68 mujeres de 42 a 59 años que participaron en el ensayo Kronos durante ese período crítico. Los científicos emplearon la tomografía por emisión de positrones, también conocida como exploración por PET, para buscar depósitos de amiloides en el cerebro, tres años antes de terminar el ensayo.
De las 68 mujeres, 21 recibieron estrógeno mediante parche dérmico, 17 recibieron estrógeno oral y 30 recibieron placebo. Los depósitos de amiloides fueron menores en las mujeres a quienes se colocó el parche, comparado frente a quienes recibieron placebo, y el efecto fue más aparente en las mujeres con el genotipo APOE e4. No se asoció al tratamiento oral con menos depósitos de amiloides.
Los autores buscan financiamiento para obtener imágenes por PET de los amiloides en ocho sitios más de todo Estados Unidos donde se realizó el Estudio Kronos para Prevención Precoz con Estrógeno.
“De confirmar los resultados en un grupo mayor de mujeres, este hallazgo conlleva el potencial de cambiar los conceptos para intervenciones preventivas que hoy en día dirigen el campo de la enfermedad de Alzheimer. Además, puede tener una repercusión importante sobre la decisión que toman las mujeres respecto a recurrir a la terapia hormonal en los primeros años posteriores a la menopausia”, acota la Dra. Kantarci.
Otros coautores del estudio son: el Dr. Val Lowe, Timothy Lesnick, Nirubol Tosakulwong, el Dr. Kent Bailey, la Dra. Julie Fields, la Dra. Lynne Shuster, Samantha Zuk, Matthew Senjem, la Dra. Michelle Mielke, el Dr. Clifford Jack Jr., el Dr. Walter Rocca y la Dra. Virginia Miller, todos de Mayo Clinic; así como la Dra. Carey Gleason de la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin.
El estudio se financió gracias al sustento de la Fundación Aurora al Instituto Kronos para Investigación de la Longevidad y los Institutos Nacionales de Salud (NS66147, AG029624, AG44170).
Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.
CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu
APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

Parche de estrógeno en mujeres que acaban de entrar en la posmenopausia puede reducir el riesgo para la enfermedad de Alzheimer


July 14, 2016

Enfermedad de Alzheimer: red neuronal con placas de amiloidesROCHESTER, Minnesota: ¿Puede el estrógeno conservar la función cerebral y reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer cuando se lo administra pronto en la menopausia? Las mujeres que acaban de entrar en la etapa posmenopáusica y que recibieron estrógeno mediante un parche colocado en la piel mostraron menos depósitos de beta-amiloides —las placas pegajosas que se encuentran en el cerebro de las personas con la enfermedad de Alzheimer—, descubrió un estudio de Mayo Clinic publicado este mes en Journal of Alzheimer’s Disease(Revista sobre la Enfermedad de Alzheimer). Esos depósitos, en última instancia, dañan las neuronas y conducen a problemas cognitivos.
En el estudio, las mujeres con los niveles más bajos de depósitos de amiloides eran las que tenían el APOE e4, un tipo del gen más común que se relaciona con la enfermedad de Alzheimer de aparición tardía.
“Por vez primera, este estudio reveló que los depósitos de amiloides en el cerebro, característica principal de la enfermedad de Alzheimer, son menores en las mujeres recién entradas a la etapa posmenopáusica que recibieron el tipo de terapia hormonal del parche de 17 beta-Estradiol”, comenta la autora Dra. Kejal Kantarciradióloga de Mayo Clinic. “Las mujeres con APOE e4 que tienen mayor riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer fueron quienes se beneficiaron particularmente de esta terapia”, añade.
La definición de menopausia es que ocurre 12 meses después del último período menstrual de la mujer y marca el fin de los ciclos menstruales. En Estados Unidos, la edad promedio para la menopausia es de 51 años. El rápido descenso del estrógeno con la menopausia puede relacionarse con el mayor riesgo femenino para la enfermedad de Alzheimer.
El estudio de la Iniciativa para la Salud Femenina de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) informó que la terapia hormonal para la menopausia empezada en mujeres de 65 años o más aumenta el riesgo de demencia. En cambio, el Estudio Kronos para Prevención Precoz con Estrógeno, realizado en varios centros, probó la hipótesis de que las mujeres sanas y más jóvenes responden más favorablemente a la terapia hormonal para la menopausia.
El estudio de Mayo Clinic usó los datos del estudio Kronos para determinar los efectos de la terapia hormonal poco después de iniciada la menopausia, en aquel período crítico de rápido agotamiento del estrógeno que ocurre durante los primeros 5 y 36 meses. Los científicos investigaron los depósitos de amiloides en el cerebro de 68 mujeres de 42 a 59 años que participaron en el ensayo Kronos durante ese período crítico. Los científicos emplearon la tomografía por emisión de positrones, también conocida como exploración por PET, para buscar depósitos de amiloides en el cerebro, tres años antes de terminar el ensayo.
De las 68 mujeres, 21 recibieron estrógeno mediante parche dérmico, 17 recibieron estrógeno oral y 30 recibieron placebo. Los depósitos de amiloides fueron menores en las mujeres a quienes se colocó el parche, comparado frente a quienes recibieron placebo, y el efecto fue más aparente en las mujeres con el genotipo APOE e4. No se asoció al tratamiento oral con menos depósitos de amiloides.
Los autores buscan financiamiento para obtener imágenes por PET de los amiloides en ocho sitios más de todo Estados Unidos donde se realizó el Estudio Kronos para Prevención Precoz con Estrógeno.
“De confirmar los resultados en un grupo mayor de mujeres, este hallazgo conlleva el potencial de cambiar los conceptos para intervenciones preventivas que hoy en día dirigen el campo de la enfermedad de Alzheimer. Además, puede tener una repercusión importante sobre la decisión que toman las mujeres respecto a recurrir a la terapia hormonal en los primeros años posteriores a la menopausia”, acota la Dra. Kantarci.
Otros coautores del estudio son: el Dr. Val Lowe, Timothy Lesnick, Nirubol Tosakulwong, el Dr. Kent Bailey, la Dra. Julie Fields, la Dra. Lynne Shuster, Samantha Zuk, Matthew Senjem, la Dra. Michelle Mielke, el Dr. Clifford Jack Jr., el Dr. Walter Rocca y la Dra. Virginia Miller, todos de Mayo Clinic; así como la Dra. Carey Gleason de la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin.
El estudio se financió gracias al sustento de la Fundación Aurora al Instituto Kronos para Investigación de la Longevidad y los Institutos Nacionales de Salud (NS66147, AG029624, AG44170).
Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ o http://newsnetwork.mayoclinic.org/.
CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu
APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

Guía para conocer y tratar el dolor de espalda


Jueves 23 de junio del 2016, 03:22 pm, última actualización
El dolor de espalda es molestia que puede presentarse como sensación desagradable, súbita, continua, intensa o punzante que causa rigidez y dificultad para moverse.
Dolor de espalda, Tratamiento para el dolor
  • La mayoría de las veces se asocia con tensión o torceduras.
  • Afecta a 8 de cada 10 personas en algún momento de su vida.
  • Las principales causas del dolor de espalda incluyen tensión muscular, daño en discos vertebrales, hernia discal (parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa y la presiona), esguinces, fracturas, golpes, malas posturas y caídas.
 Existen diversos factores que incrementan el riesgo de padecerlo:
  • Edad. Es más común conforme se envejece.
  • Tener mala condición física. Aumenta la posibilidad de sufrirlo cuando no se practica ejercicio físico.
  • Sobrepeso. Ocasiona que la espalda se esfuerce demasiado.
  • Herencia. Padecimientos como espondilitis anquilosante(tipo de artritis que afecta la columna vertebral) puede tener origen genético.
  • Sobreesfuerzo. Levantar, empujar y jalar al mismo tiempo diversos objetos ocasiona que la columna vertebral se tuerza.
  • Tabaquismo. Evita que el organismo distribuya los nutrientes adecuados a la espalda.
Diversas condiciones o enfermedades también pueden producirlo:
  • Escoliosis. Cuando la columna vertebral se curva de lado a lado.
  • Espondilolistesis. Deslizamiento de una vértebra sobre la que le sigue.
  • Artritis. Enfermedad degenerativa de las articulaciones.
  • Estenosis lumbar. Estrechamiento del canal espinal.
  • Embarazo. Debido al aumento de peso.
  • Fibromialgia. Enfermedad crónica y generalizada que se caracteriza por dolor de larga duración en los músculos y en las articulaciones de todo el cuerpo.

¿Cómo se diagnostica el dolor de espalda?

  • Las principales fuentes de información para conocer las causas del dolor de espalda son la historia clínica y la exploración física.
  • La primera indaga antecedentes, cómo apareció el dolor, su localización, características, así como los factores que lo desencadenan o agravan.
  • La revisión física estudia las posturas y movimientos que causan el dolor, la sensibilidad, reflejos y fuerza, así como la existencia de signos de compresión de raíces nerviosas.
  • Dependiendo de los hallazgos durante la exploración, el médico podría solicitar algunos estudios, entre ellos radiografías, resonancia magnética y/o tomografía computarizada.

¿Cómo se trata?

  • La mayoría de los dolores de espalda desaparecen espontáneamente a través del reposo y la administración de antiinflamatorios y analgésicos de libre venta.
  • En caso de dolor crónico o recurrente el tratamiento puede incluir: terapia de estimulación eléctrica a músculos o nervios, administración de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos fuertes (sólo el médico puede prescribirlos) y programa de ejercicios para fortalecer la zona y reducir el peso corporal.
  • En caso de problemas en discos vertebrales, podría requerirse intervención quirúrgica.

¿Cómo se previene?

  • Se recomienda evitar las posturas que tiendan a curvar la espalda, hundirla o torcerla.
  • Conservar la flexibilidad de la musculatura de esta zona mediante rutina moderada de movimientos de estiramiento.
  • Mantener fuertes los músculos del abdomen, para lo cual se recomienda practicar ejercicios específicos durante 15 minutos diariamente.
  • Al agacharse, flexionar las rodillas, no inclinar el tronco hacia delante.
  • Si se está de pie durante mucho tiempo, cambiar la posición de las extremidades a menudo (alternando su apoyo o colocando uno de ellos en un banquito).
  • Usar colchón adecuado, evitar almohadas altas y procurar dormir de lado o boca arriba.
  • No cargar bolsas o cajas muy pesadas.
  • Tener postura recta al caminar y sentarse.
  • Conservar el peso adecuado a la estatura y edad.
  • Realizar rutina de calentamiento antes de practicar algún deporte.
Fuentes: Salinas Durán F, Uribe Uribe O, et alRehabilitación en Dolor de Espalda. Editorial Ascofame, Colombia, 2005.
  • Andújar Casimiro AJ. Columna Vertebral, Ejercicio Físico y Salud. INDE Publicaciones, Barcelona, España, 2010.
APPLAC A LA VANGUARDIA EN EL SINDROME POST POLIO SPP.

APPLAC

shockwave-flash

Si los amas vacunalos

Gammaglobulin til behandling af Post Polio Syndrom (PPS) from PTU on Vimeo.

Gammaglobulin til behandling af Post Polio Syndrom (PPS) from PTU on Vimeo.